Compartir este post

Blogs / Nuestros Líderes opinan

Aprendizajes en tiempos de pandemia. Los Líderes opinan

Aprendizajes pandemia

¡Inauguramos una nueva sección de nuestro blog!

La excepcionalidad de la situación actual está generando una reflexión profunda en torno a la educación, formal y no formal.

Y nuestros Líderes son parte protagonista de esta reflexión. Cada uno desde su contexto, enriquece este proceso de redefinición de la educación.

Arrancamos este apartado con una pregunta que probablemente se hagan los educadores de todo el mundo.

¿Cuáles son los principales aprendizajes que estamos teniendo en la educación (formal o no formal)  a partir de este tiempo de pandemia?

Paz Rozen (Argentina)

Los principales aprendizajes que estamos teniendo como sistema educativo rondan en el foco que se le da a la misma a nivel narrativo.

grayscale photo of man and woman holding their hands
  • Siempre se ha dicho que la principal tarea de la escuela es educar, pero vemos cómo ahora lo que más nos falta y/o extrañamos es el contacto y la comunidad de contención que se forma en la misma.
  • También aprendemos (o reconfirmamos) cómo aquellas materias dejadas de lado o tachadas de poco serias hoy son las que más nos ayudan a afrontar lo que sucede respecto a la cuarentena y al encuentro profundo con el interior de cada uno: pienso especialmente en los lenguajes artísticos y corporales.  
  • Nos invita a reformular la definición de escuela, educación y sus funciones, más allá de los contenidos y conocimientos, poniendo en el centro la ternura, el amor y la comunidad, acercándola más a la vida y a las necesidades humanas de quienes habitan en ella.

Rubén Darío (Colombia)

Los aprendizajes son muchos.

En primer lugar hemos demostrado la capacidad de reinventarnos que tenemos los maestros y las instituciones educativas, especialmente para adecuarnos y aprovechar los recursos tecnológicos, corresponder a las expectativas de nuestros estudiantes y dar continuidad a nuestra labor pedagógica.

Ha servido para evidenciar que los niños y jóvenes infrautilizan la disponibilidad de la información y de las plataformas digitales y que no era del todo cierto que “venían con el chip instalado”; también los estudiantes se han visto abocados a conocer las enormes posibilidades que brinda este universo informático.

Por otro lado, recuperamos el espacio vital de la casa con los saberes que gravitan en el entorno familiar y que se habían diluido por cuenta de la premura moderna.

Estimulamos el retorno de rituales sencillos como escuchar relatos, compartir recetas, consumir alimentos saludables y un espacio de encuentro y orientamos posibilidades para que las artes se convirtieran en la posibilidad creativa de enfrentar los temores, las inquietudes y las preguntas que afloran en esta época de encierro.

Finalmente considero que el principal aprendizaje es que nada reemplaza el contacto humano —la figura del docente— el saludo cotidiano, la lectura del rostro de nuestros niños y jóvenes y la charla amena que brota en un salón de clase.

Coral Morales (México)

Uno de los primeros aprendizaje ha sido diseñar mecanismos eficientes para dar atención de calidad a los y las niñas que no tienen la oportunidad de acceder a los programas educativos en línea que el sistema educativo elaboró para dar mayor cobertura durante la contingencia.

La ausencia de servicios como internet y la telefonía celular así como otros medios de comunicación, evidencian que las condiciones de asimetría económica y social son determinantes, no solo en la vida cotidiana sino en situaciones emergentes.

Por otro lado, la homogeneización de estrategias de atención educativa nuevamente disponen de los libros de texto y los contenidos de los programas de estudios como únicos auxiliares didácticos.

Se  deja de lado la diversidad de procesos y situaciones de aprendizaje en el contexto doméstico.

La casa no es la escuela, pero si un espacio donde los padres/ madres/ hermanos mayores pueden gestionar aprendizajes esperados y detonar una infinidad de aprendizajes inesperados.

Analuci Ayora (México

Destacaría entre las principales enseñanzas de este tiempo:

  • La urgencia de visibilizar a grupos y personas a quienes históricamente dejamos de mirar y que por ello su derecho a aprender ha sigo desatendido.
  • Por otro lado, la importancia de pensar primero en los más desfavorecidos —niños, niñas y jóvenes sin internet, televisión abierta, a veces ni radio— cuando se vaya a diseñar cualquier estrategia educativa. O en quienes viven en un entorno de violencia y desatención, a quienes queremos que aprendan en una lengua distinta a la suya. 

Margarita Pérez (México)

La Pandemia ha dejado claro que somos vulnerables, como sujetos; mas aún, que nuestras instituciones también lo son.

Los sistemas educativos como los conocemos ya no podrán operar después de esta pandemia, requieren reconstruirse desde lógicas distintas. 

Un aprendizaje central es el relativo a lo que se requiere aprender, dado que el confinamiento nos ha permitido identificar la necesidad de reconocernos a nosotros mismos, mirarnos y sentirnos, colocando en el centro del aprendizaje la condición vital y el contexto más cercano: la familia.

Y con ello, los aprendizajes centrales más allá del conocimiento formal, los relativos a la vida cotidiana, los sentimientos y la relación con la familia.

Asimismo, es menester reflexionar sobre la forma de aprender: las estrategias y metodologías que usamos en las escuelas y su relación con el entorno; imposible volver a marginar a las familias a quienes se les ha adjudicado el papel de educadores, o cuando menos apoyo docente durante el confinamiento.

Y en ese aspecto, destaca la necesidad de trabajo en comunidad, definiendo desde ésta contenidos y mecanismos educativos, dejando de lado la idea de una institución educativa definida desde la política educativa dominante.

Conclusión

Para finalizar esta primera entrega, podemos afirmar que, a pesar de los distintos contextos desde los que nos hablan nuestros líderes, cuestiones como la necesidad de contacto humano, el valor de la familia y del hogar y de la relevancia de la comunidad son temas transversales al mundo de hoy. Cuestiones que nos acercan aún más.

Compartir este post

Deja un comentario