Compartir este post

Blogs / Educación popular / Novedades

Asamblea – Poniendo la palabra en juego

Asamblea – Poniendo la palabra en juego

Finalizada la merienda luego de los talleres llega el momento de la asamblea. Los niños, niñas y educadores del Centro Educativo San Juan Bosco se sientan en ronda, como al inicio del día en las buenas tardes, para poder mirarse entre sí. Una vez que todos hicieron silencio para poder escucharse, comienzan estos niños y niñas a levantar las manos para pedir la palabra. Por grupos, desde los más pequeños de tan solo 5 años hasta los más grandes de 13 van narrando los distintos acontecimientos sucedidos a lo largo del día tanto en los talleres como en los recreos. Las actividades, los juegos, las alegrías y los momentos que por alguna razón costaron más. A su vez se van pensando entre todos propuestas y soluciones para las dificultades que pudieron llegar a aparecer en el transcurso de la jornada, siempre con la condición de que incluya a todos. A los educadores también les toca introducir la voz sobre lo sucedido en el día, para así poder mostrar otras formas de poner la palabra en juego, de relacionarse, de construir soluciones con el otro que lo ayuden a ser parte de la comunidad de manera sana y fraterna, en un barrio y un mundo donde se proponen día a día la violencia, la exclusión y la desesperanza. Es poder mostrar la posibilidad real de construir un mundo todos juntos. Es visibilizar otra forma de convivir, distinta a la que frecuentan cotidianamente, donde el narcotráfico y la muerte son moneda corriente.

Es, después de todo, este momento en el cual que los niños y niñas del Centro Educativo ejercen plenamente su derecho a la palabra, a ser escuchados, y también a escuchar al otro. Es el momento en que se conforma la comunidad, estando atentos para así poder cuidarse entre sí. Es el momento de construir un mundo donde todos puedan ser parte, con sus singularidades, con sus dificultades, y sobre todo, con la belleza que cada uno tiene para traer al mundo.

 

Foto de la asamblea

Compartir este post

Deja un comentario