Compartir este post

Blogs / Educación intercultural / Novedades

El reto de enseñar en una lengua que no hablan tus estudiantes

educación indígena

La lengua materna indígena es generalmente considerada como un problema, como obstáculo para el aprendizaje y casi siempre como pretexto.

«La discriminación que se sufre en el sistema de educación indígena en el estado de Yucatán es uno más de los procesos de dominación que perpetran la cultura y sociedad hegemónica sobre la cultura y la sociedad maya contemporánea.” (Jiménez Naranjo, Yolanda. 2012).

problema mayaPoco después de recibir las órdenes de adscripción como directora de una escuela primaria en el estado de Yucatán, en México, me presenté en la reunión de zona para la asignación de escuelas y, en el momento de la descripción de sus problemas y necesidades, la supervisión escolar caracterizó a una de ellas con el más alto rezago educativo y con “un problema”: la comunidad era maya hablante.

Desde la descripción que se hace de las condiciones favorables o desfavorables de una escuela pública, la lengua materna indígena es generalmente considerada como un problema, como obstáculo para el aprendizaje y casi siempre como pretexto. En la zona de la huasteca hidalguense en donde trabajé, los docentes tanto del sistema general como del sistema indígena, mencionaban invariablemente a la lengua –en este caso Nahuatl– como el motivo del rezago educativo. Actualmente, sigue siendo común este discurso.

¿Cómo se aborda una situación de este tipo? ¿Por qué se tiene esta percepción? El problema está en la instalación de escuelas que no pertenecen al sistema de educación indígena en contextos que sí lo son y que, por lo tanto, tienen por derecho que se hable su propia lengua. O mejor dicho, por no dotar de profesores que hablen la lengua de sus estudiantes. Entonces, cuando ese derecho no está cubierto, llega un equipo docente sin recursos lingüísticos, ni culturales que les permita la comunicación y en lugar de aceptar que estamos fuera de lugar, los educadores nos justificamos y volteamos la mirada.

“Alrededor de una tercera parte de los niños indígenas asiste a escuelas generales. Incluso existen escuelas generales que reportan un 100 % de su matrícula como población indígena.” (INEE, 2004).

Aunque la comunidad de referencia, como muchas otras, ya cuenta con un grupo de educación inicial y un preescolar que pertenecen al sistema indígena, en los dos niveles no se habla cotidianamente el maya como primera lengua y al llegar a la primaria las condiciones no favorecen este derecho.

Los primeros resultados de evaluación arrojaron signos de alarma sobre el aprendizaje en la escuela, niños de cuarto grado de primaria que no sabían leer ni escribir, en cada grado algunos más. ¿Qué estaba haciendo la escuela entonces?

INEELa mayor parte de las personas integrantes de las familias de la escuela no concluyeron la primaria –los menos– comienzan la secundaria y la abandonan. “Según datos estadísticos escolares el 80 % de las madres de familia no concluyeron la educación primaria”. Según datos del INEE el grado promedio de los padres de familia de niños y niñas indígenas es el quinto grado.” (INEE, 2013).

El mayor rezago en la conclusión de la primaria se observa en la población indígena: solo 46 % ha terminado este nivel a los 12 años; a los 13 años la proporción se incrementa a 75,7 %, y a los 15 años alcanza un valor de 89,3 %. Esto contrasta con el resto de la población, pues 91 % de los niños ha concluido desde los 13 años este nivel. (INEE, 2017).

En este contexto surgen varias preguntas:

  • ¿Por qué muchos padres y madres de familia dicen no saber leer ni escribir y fueron a la primaria por lo menos cuatro años?
  • ¿Quién revisa esos datos y hace algo?
  • ¿Cómo entonces enfrentan los profesores esta situación?

lengua mayaLos docentes aprenden palabras sueltas en maya (o cualquier otra lengua), insistiendo en la importancia de hablar la lengua originaria con las madres de familia, promoviendo que exista gente que quiera apoyarnos dándole a los niños clases relacionadas con sus tradiciones, su lengua materna, y tratar de recuperar estos saberes. Sin embargo, hemos visto cómo en ocasiones estas estrategias pueden ser superficiales, algunas simplemente presentan contenidos folclorizados de las tradiciones mayas, en lugar de resolver una situación genuina.

Por lo tanto, esto no corresponde al derecho que la Ley otorga: “Las autoridades educativas federales y de las entidades federativas, garantizarán que la población indígena tenga acceso a la educación obligatoria, bilingüe e intercultural”. (H.CONGRESO, Última Reforma DOF 09-04-2012). “Los resultados de los diferentes estudios confirman la necesidad de fortalecer las políticas de equidad en las escuelas indígenas para contrarrestar los mecanismos de reproducción social y cultural que suelen presentarse en los planteles educativos.” (INEE, 2004).

Es un derecho fundamentado en la Constitución y en la Ley General de Derechos Lingüísticos que los niños deben aprender en su propia lengua. ¿Que ésta sucediendo en escuelas?, ¿Quién les explica a esos niños y niñas que su fracaso escolar, que tanto les cuesta sobre todo emocionalmente en la vida, no es cuestión de interés sino de decisiones administrativas?

El ejemplo más significativo se tuvo en un grupo de primer grado, donde la maestra detectó a una niña pequeña que no cursó el preescolar y que apenas interactúa con sus compañeros, y qué decir de participar con la maestra.

Al trasladarme la docente su preocupación, le pregunté ¿Ya te diste cuenta si la niña te entiende? ¿Habla español? Y la maestra con la sinceridad de que puede hacer gala alguien genuino pero con poca experiencia me contestó: no lo sé, no había pensado en ello. Efectivamente, la pequeñita entendía poco español y no lo hablaba, no cursó el preescolar indígena y estaba en una escuela donde no se habla su lengua materna para que ella pueda aprender.

duda aprendizajeLa pregunta que de inmediato planteo ante la maestra en voz alta es: ¿Y qué vamos a hacer? A lo que la maestra contesta: «Es lo que me gustaría que me dijera. ¿Qué vamos a hacer?» ¿Cómo es posible que el Sistema Educativo permita que una pequeña niña que no habla una lengua sea presionada escolar y socialmente para aprender a leer y escribir en ella?

Artículo escrito por Analuci Ayora Vázquez, supervisora escolar en el estado de Yucatán, en México. Ganadora del Premio ABC 2010, que otorga la organización Mexicanos Primero a docentes distinguidos por su entrega y por transformar la vida de sus alumnos y su comunidad.

Bibliografía

H. Congreso. (Última reforma dof 09-04-2012). Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas. México.

INEE. (2004). La educación indígena el gran reto (vol. 1). México DF: INEE.

INEE. (2013). Breve panorama educativo de la población indígena. México DF.

INEE. (9 de agosto de 2017). Breve panorama educativo de la población indígena. México.

Jiménez Naranjo, Yolanda, M.Z. (2012). Evaluación integral, participativa y de política pública en educación indígena desarrollada en las entidades federativas. Xalapa de llave: Universidad Veracruzana

 

Compartir este post

Deja un comentario