Compartir este post

Conoce a nuestros Líderes / Entrevistas / Novedades

Entrevista a Norberto Cervantes: “¡Maestro!… no llenes cerebros, llena corazones y mueve voluntades”

Norberto Cervantes

Esta nueva sección que iniciamos, «Conoce a nuestros Líderes», nace con la intención de dar a conocer a cada uno de los líderes que han participado en las dos ediciones del programa Líderes Transformadores de la Educación. En estas entrevistas descubriremos no solo lo que hacen, sino también su visión de la educación, los retos que presenta y hasta cuáles son sus gustos lectores. ¡No te lo pierdas!

En esta primera entrevista tenemos el privilegio de conocer a Norberto Cervantes, miembro del equipo de líderes de la primera edición y educador vocacional. Oriundo de Ciudad de México, Norberto es doctor en Pedagogía, con la tesis “La violencia que el Maestro de Educación Media Superior ejerce sobre sus alumnos, como factor de desmotivación Académica”. En la actualidad trabaja para la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla, en México, como coordinador académico de la Subsecretaría de Educación Básica y Media superior. Está felizmente casado con su esposa Rosy y tienen la dicha de ser padres de dos hijos: Sibraín, de 28 años, y Miriam, de 20.

  1. ¿Cuál ha sido tu trayectoria? ¿Cómo llegaste a trabajar en educación?

R: He ocupado todos los puestos en una escuela, desde barrerla y asearla, hasta dirigirla; estudié la licenciatura en Pedagogía y ello me motivó a enrolarme como profesor, después me involucré en las tareas administrativas y de gestión escolar aunque hubo un tiempo que vinculé ambas tareas. Me gusta mucho, al final de cada ciclo escolar, ver los rostros de los jóvenes al concluir una etapa más de su vida y por supuesto me gusta generar estrategias de mejora y crear políticas públicas para mejorar la educación.

2. ¿Cuáles son a tú juicio los principales desafíos de la educación en tu país?

R: Primero, creo que debería ponerse a la educación en el centro de las políticas públicas del país, lo cual, creo no existe. Segundo, dejar de ser permisivos ante las demandas a merced de intereses mezquinos de grupos de poder que dañan la educación. Tercero, combatir la desigualdad social, por tanto, educativa. Cuarto, enseñar a los estudiantes a ganarse las becas o estímulos económicos que reciben; más bien, sugeriría que las becas se destinaran a poner comedores escolares; recuerden: barriga llena corazón contento, mente despierta. Y, en quinto y último lugar, fortalecer la formación docente, maestros mejor preparados, estudiantes mejor formados.

3. Si fueras ministro de educación ¿Cuáles serían tus tres primeras medidas para mejorar la educación?

R:

  • Colocar a las niñas, niños y jóvenes en el centro de la política educativa, para que todos aquellos que están en edad de ir a la escuela, se inscriban, asistan a ella, sean constantes, aprendan y se les evalúe para identificar áreas de oportunidad para mejorar los aprendizajes inconclusos o aprendizajes no resueltos de grado a grado, de nivel a nivel.
  • Fomentar el desarrollo creativo de los estudiantes desde los niveles básicos a través de eventos donde puedan manifestar su creatividad y su capacidad innovadora.
  • Mejorar las condiciones de infraestructura y equipamiento en las escuelas, que todas cuenten con las condiciones básicas necesarias para el desarrollo del proceso de enseñanza y proceso de aprendizaje.
  • Que toda la educación superior, incluyendo las escuelas normales (formadoras de maestros), se conviertan en centros de investigación e innovación tecnológica, científica, social, pedagógica, para enfrentar los retos de México del presente siglo, ofreciendo becas a estudiantes y maestros que propongan alternativas de desarrollo local, regional y nacional, y porque no, también internacional.

4. ¿Cómo te imaginas la educación el año 2040? ¿Hacia dónde te gustaría que avanzara?

R: No me gustaría imaginarlo, porque como van las cosas, no solo en México sino también en el mundo, pareciera que al año 2040 será un mundo vertiginoso y conflictivo, cada vez más materialista e indiferente al dolor humano; mejor me ocupo de hacer más humano al humano; lucharé por ello.

5. ¿Qué valoras (o qué aprendizajes has tenido) de tu participación en el Programa Líderes transformadores de Fundación SM?

R: Ha sido una experiencia maravillosa saber que existen muchos apasionados de la educación, que no estoy solo, ni loco; que en cada rincón de este planeta hay alguien que busca, a través del fenómeno educativo, un ideal de mejora; que puedo contar con amigas y amigos para unir esfuerzos y proponer posibles alternativas de solución para un cambio, porque paso a paso se llega lejos. A estos amigos los he bautizado: Cóndores sagrados de la Educación.

Y para terminar, Norberto cuéntanos algunos de tus intereses para conocerte mejor:

LeerLibro Favorito: El evangelio de San Lucas;  y el Padrino (Mario Puzo)

 

gafas lectoras¿Qué lees actualmente?: Padres que odian, de Susan Fordwar

 

vídeoPelícula favorita: The War (La Guerra), 1994 con Kevin Cosner

 

hobby¿Tienes algún Hobby? ¿Cuál?: Practico algo de atletismo (corro por las mañanas)

 

personajePersonajes que admiras ¿Por qué?: Juan Pablo II, hombre inquebrantable; Vladimir Putin, persistente y con mucha tenacidad; Indira Gandhi y Malala Yousafzai, luchadoras sociales y libertadoras.

 

lema

¿Cuál es tu lema?: “¡Maestro!… no llenes cerebros, llena corazones y mueve voluntades”

 

Desde luego, el programa Líderes ha tenido la gran suerte de contar con profesionales y personas tan comprometidas con el mundo en el que viven como Norberto. Porque, citando a otro de nuestros líderes, Rubén Darío: «sin el liderazgo del maestro es imposible el mejoramiento de la calidad educativa.»

Compartir este post