Compartir este post

Conoce a nuestros Líderes / Educación / Entrevistas / Novedades / Nuestros Líderes opinan

Entrevista a Paz Rozen: “Educar es cosa del corazón”

Educar es cosa del corazón

Volvemos con la serie de entrevistas a nuestros líderes educadores. En esta ocasión, nos trasladamos a Buenos Aires, Argentina, donde nuestra protagonista es profesora de alumnos de distintas edades. Todo un reto. ¡Les invitamos a conocer a Paz!

¿Puedes contarnos brevemente quién eres y en qué trabajas actualmente?

Soy profesora de artes visuales. Actualmente trabajo dando talleres de arte en un colegio secundario salesiano a estudiantes de 17 años, en un centro educativo a niños de 6 a 14 ubicado en las villas de José León Suarez con el Padre Pepe y doy clases de tecnología en un secundario de adultos (CENS), ubicado en la misma zona.

¿Cuál ha sido tu trayectoria? ¿Cómo llegaste a trabajar en educación?

Cuando estaba en el secundario daba clases particulares para ayudar a mis compañeros con las materias; con ello me di cuenta que me gustaba la docencia y acompañar gente en el proceso, teniendo en cuenta sus singularidades. Como también me gustaba dibujar, pensé en unir esas dos pasiones en una sola y hacerme profesora de artes visuales. Luego comencé un voluntariado en la villa 21, ubicada en la ciudad de Buenos Aires, y allí comenzó mi trayecto en los barrios más vulnerables.

¿Cuáles son a tu juicio los principales desafíos de la educación en tu país?

En Argentina los desafíos se dan en la exclusión y expulsión de los estudiantes, lo cual sucede tanto por falta de recurso en las escuelas como por la vulnerabilidad social dada por los problemas económicos y por el narcotráfico. A esto se suman los bajos sueldos docentes, que en su mayoría obligan a tomar más horas o turnos, y genera desgaste en los trabajadores vinculados a la educación.

Si fueras ministra de educación ¿cuáles serían tus tres primeras medidas para mejorar la educación?

Como primera medida, actualizar los sueldos docentes para evitar que tengan que trabajar los tres turnos o doble jornada.  

También generar espacios dentro del horario escolar donde los docentes puedan planificar junto a otros pares y especialistas de otras áreas (psicología, psicopedagogía, nutrición), evaluar, buscar nuevas estrategias y acompañarse en el día a día, para poder formar comunidad.

Por ultimo organizar capacitaciones obligatorias en los espacios educativos dentro de los horarios laborales para implementar los diversos planes y estrategias didácticas que van surgiendo para mejorar la calidad educativa (Educación Sexual Integral, uso de TICS, estrategias de alfabetización).

¿Cómo te imaginas la educación en el año 2040 si las cosas avanzan hacia donde te gustaría?

Imagino una educación donde los estudiantes puedan trabajar en conjunto, manifestando su palabra y su mirada del mundo en pos de proyectos que los involucren y comprometan con el mundo donde viven, una educación enfocada en lo que los estudiantes son y necesitan hoy en día, y no en lo que pueden llegar a ser.

¿Qué valoras (o qué aprendizajes has tenido) de tu participación en el Programa Líderes transformadores de Fundación SM?

Lo que más valoro es conocer, tener contacto y conversar con personas que trabajan por la educación, en un presente y futuro mejor de todas partes del mundo, con perspectiva humana y con la ética del cuidado como bandera. Me da fuerza y esperanza en los momentos de mayor fragilidad. También me ayuda a pensar desde otras ópticas y realidades, pudiendo así conocer mejor las mías.

Más allá de tu labor educativa, cuéntanos tus principales intereses y hobbies:

Libro Favorito: “El arte de amar”, de Erich Fromm

¿Qué lees actualmente?: Retrotopía, de Zygmunt Bauman

Película favorita: Persépolis

¿Tienes algún hobby? ¿Cuál?:

Diseño de personajes, desarrollo de historias y cuentos.

Personajes que admiras ¿Por qué?:

Como artista, admiro a Benito Quinquela Martin, quien siendo pintor con su trabajo ayudo en su barrio, fundando escuelas, consultorios odontológicos y teatros, siempre teniendo en cuenta el barrio vulnerado donde transito su infancia, pintando en cada uno de los edificios murales.

Como docente, a San Juan Bosco, quien siempre sostuvo que la educación es cosa del corazón, dando claves para acompañar a los niños, niñas y jóvenes en sus trayectorias y necesidades, poniendo en el centro el amor y la amistad.

¿Cuál es tu lema?: “Educar es cosa del corazón”, lema que nos enseñó Don Bosco a quienes transitamos una casa salesiana. 

Para conocer más sobre Paz, se puede visitar su perfil de LinkedIn.


Compartir este post

Deja un comentario